​Terapia Arc-En-Ciel 

Profesora de yoga, masajista & entusiasta de la salud...

Testimoniales

Marta Fraga (Dublin, Ireland)

 

Big thanks Raphaelle!! Without your patience (+5 days to get hands/arms ready for eagle position???) and encouragement (don't bend the knee!!) I would not have been able to complete my first (hopefully not last) 30 days challenge. You are a great motivator and I'll miss your classes.

Carole Vecten (Umbrete, España)

 

Y primero le di las gracias a mi profesora de yoga, Raphaelle Romana. He tenido la gran suerte, el privilegio de recibir dos horas de clase particular de hatha yoga, en “La Maison”, en mi casa con una profesora concienzuda en la técnica y en la alineación del cuerpo, experimentada, apasionada y humilde. No podía pedir más en estas dos horas de practica: la luz de la primavera entrando por las ventanas de la sala de práctica, los cantos de los pájaros acompañando el sonido de mi respiración profunda, la agradable sensación de conectar con mi cuerpo, el descubrir nuevas asanas, sentirme arropada y guiada por esta talentosa y detallista profesora, empezar el dia con suavidad y sentir aún más paz y sonrisa interior.

“¡De nuevo, gracias Raphaelle y Enhorabuena por haber llegado tan joven a tal nivel de conocimiento y de práctica de yoga. Nos vemos el miércoles que viene!”

Paqui Munoz (Prado Del Rey, España)

 

Gracias Raphaelle, por ayudarme a volar. Le he mandado la foto a mis hijos y no salen de su asombro!!

Barbara Casey (Dublin, Ireland)

 

Many thanks for your inspiration, teaching, friendship & laughs... Wishing you continued success and happiness in whatever path in life you take.

Melissa Márquez Perea (Prado Del Rey, España)

 

Muchas gracias! Fue una clase diferente, como dijo Lili, y ademas muy divertida!!!

Lucy (Corralejo, Fuerteventura)

It was a pleasure to practise with you, I achieved so much in such a short time. You transmit so much confidence to me, thank you.

Jamie Penaluna (Melbourne, Australia)

 

Thanks for everything you've helped me with since I started at Bikram Yoga Tullamarine. Your patient guidance and encouragement during class was greatly appreciated and made the challenges more bearable. I especially liked it when you'd laugh along with me, it helped me get back in without getting upset at myself. I hope you can come back to the studio sometime. Safe travels.

Sinead Connor (Dublin, Ireland)

 

Thank you so much for your wonderful beautiful presence and teachings! Om Shanti

Diego (Sevilla, España)

 

A cierta edad todos hemos tenido una cantidad considerable de profesores y profesoras. He practicado yoga durante los diez últimos años y me he sumergido en su profundidad practicando con diferentes profesores y profesoras de diferentes escuelas, también he cursado una formación de profesor de yoga. He encontrado que la disciplina del yoga tiene una peculiaridad, cuando accedes a una clase inmediatamente sabes si el profesor o la profesora va hacerte sentir bien.

 

Muchas horas sentado, podría decirse que esa fue la posición que la vida eligió para mí durante un año y medio, el anquilosamiento del cuerpo se me vino encima sin apenas darme cuenta, tanto que no encontraba ánimo suficiente para incorporarme a mi habitual práctica de yoga.

 

Hablé con Raphaelle y le conté cómo me encontraba, las partes de mi cuerpo que apenas sentía, y las contracturas y rigideces que impedían moverme y que además causaban dolor en el simple estar vivo. Bueno, desde el momento de hablar con ella recibí un mensaje de calma y sentí que algo distinto a lo habitual se acercaba.

 

‘Sin expectativas’, varias veces me han preguntado sobre diferentes asuntos: ¿Ha cumplido tus expectativas? Y siempre contesto igual, ‘Bueno, iba sin expectativas’. Si, simplemente me quedo muy atento e intento sentir en profundidad lo que se pone delante de mí. Y esa fue mi actitud cuando comencé la primera clase con Raphaelle. 

 

Sabes lo que es sutileza, bueno colócate en disposición de sentir y cuando te da las indicaciones del movimiento se produce una sensación de encaje que no esperabas, que se mueve lo que se tenía que mover, pero en ese momento caes en la cuenta de que no sabías que era esa parte la que se tenía que mover y que se tenía que mover de esa manera. Sus propuestas eran precisas y preciso el esfuerzo que me requería en cada posición, precisas sus correcciones cuando suavemente sentía que su mano se posaba en el lugar exacto donde no encontraba confort y precisas las repeticiones para adecuar el progreso de la práctica.

 

Desde el primer día transcurrían las clases envueltas en una atmósfera de calma, precisión y misterio, y en esa atmósfera mi cuerpo despertaba de nuevo al bienestar y descanso profundo. Muchas gracias Raphaelle.

Joy (Prado Del Rey, España)

Tus clases de yoga han sido una revelación para mi. Eres una profesora excelente en todos los aspectos. Y además una persona muy especial y con mucha energía positiva.